LogomHeadnuevo.png

Alejandro Calderón  · 

23 Sep 2020

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil, miembros del Batallón Atlacatl entraron al campus de la Universidad Centroamericana en El Salvador y asesinaron con un tiro en la cabeza a seis jesuitas: Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes, Joaquín López y López, Juan Ramón Moreno y Amando López.

header1.png

Hora Cero · 

18 Sep 2020

God Damned Country era la frase que los marines utilizaban para referirse al país al que habían sido enviados, en el contexto de la intervención norteamericana de principios de siglo XX. Hace más de 80 años, en 1933, el joven periodista José Román iría a las profundidades de Las Segovias para entrevistar al General Sandino y escucharlo dándole la razón a sus enemigos los marines, porque en verdad, este era un país maldito

MalditoPais_Editorial.png

Claudia Morales Mairena · 

18 Sep 2020

Trabajás repartiendo pedidos de restaurantes, lo hacés mediante una de esas aplicaciones nuevas que se hicieron populares, te pagan por cada entrega así que arreglás directamente con la empresa que ofrece el servicio en línea. No hay prestaciones, no tenés seguro, no pagan la gran cosa pero es lo que hay.

OtraInsurrección_Claudia2.2.2.2FINAl.pn

@_Itsacat ·

12 Ago 2020

Trabajás repartiendo pedidos de restaurantes, lo hacés mediante una de esas aplicaciones nuevas que se hicieron populares, te pagan por cada entrega así que arreglás directamente con la empresa que ofrece el servicio en línea. No hay prestaciones, no tenés seguro, no pagan la gran cosa pero es lo que hay.

Iniciando el mes de junio, las redes sociales se han saturado con mensajes de condena hacia la discriminación racial. Esto fue causado por los múltiples casos de brutalidad policial que han ocurrido y/o que siguen sufriendo los afroamericanos en los Estados Unidos de Norte América, de los  cuales han resultado muchas víctimas fatales. El actuar policial en EEUU ha provocado rechazo rotundo a nivel internacional y en Nicaragua no ha sido la excepción, la solidaridad de la población en general se ha notado, sin embargo llama mucho la atención los matices con los que muchas personas expresan esos mensajes, tales como:

  1. “Estoy en contra del racismo, pero es que los negros son violentos y los policías deben de defenderse”.

  2. “ Nadie tiene que quitarle la vida a nadie, es cierto que la mayoría de los policías son malos pero no todos”

  3. “No soy racista, pero es que siempre donde hay población negra hay problemas, no les gusta superarse trabajando como los otros”

Juan Diego Barberena ·

26 May 2020

miniatura.png

El agua es uno de los derechos humanos más importantes, y de este depende la eficacia de otros derechos como el acceso a la salud. Actualmente, el agua es de vital importancia para combatir la pandemia del COVID-19 debido a que el constante lavado de manos es la forma más eficaz de evitar el contagio, por tal motivo, en los ordenamientos jurídicos de los Estados debe disponerse no tanto como una fuente de consumo y de explotación concesional, sino como un derecho fundamental y  humano, necesario para la materialización del derecho a la salud y de otros derechos, como el derecho a la vida. 

Hora Cero ·

2 Mar 2020

1.jpg

A partir de ese activismo inicial, nosotros creamos una organización estudiantil autónoma en la Universidad de Los Andes, teníamos ciertas simpatías con el gobierno que parecía estar girando a la izquierda, pero rápidamente hicimos una experiencia política a partir de nuestra vinculación con luchas de los trabajadores, sobre todo una toma obrera de una fábrica de piezas de baño muy importante llamada “Sanitarios Maracay” en el año 2006; fue una fábrica que luego del abandono de los dueños, los 600 trabajadores empezaron a producir de manera auto gestionaría y a exigirle al gobierno que la nacionalizara bajo control obrero, pero la respuesta del gobierno fue aplicar una represión brutal. Esas experiencias nos permitieron independizarnos políticamente del chavismo y asumir una postura de oposición de izquierda.

Comencé mi activismo político cuando hubo el golpe de estado de abril de 2002, en ese momento era estudiante universitario, y me involucré como muchos jóvenes que no estábamos afiliados a ninguna organización política al activismo en contra del golpe, luego hubo un paro  patronal y un sabotaje de la industria petrolera donde también muchos jóvenes nos movilizamos. 

Después de cinco años de leer las fichas de asilados políticos centroamericanos en México en el Archivo General de la Nación y en el Archivo Histórico Genaro Estrada de la Secretaría de Relaciones Exteriores, tengo el corazón hecho un alfiletero, cruzado por agujas finas y punzantes. Desde hace tiempo que decidí darle una textura académica a la memoria de quienes imaginaron y murieron por una Centroamérica unida, una historia que, al estilo de W. Benjamin, es a contrapelo. Mientras exploro el mapa oficial de Centroamérica que conocí en la escuela, peino cada estado nacional con las historias de estos hombres y mujeres borrados de historias oficiales, y encuentro que yo, como ellos, estoy en el revés de un relato. 

Arribé a Managua una tarde de invierno —eso que los nicas llaman invierno, que es calor de 30° con lluvias— y allá pasé dos meses debido a una estancia de investigación. Ya sabía que no quedaba nada de revolucionario o socialista en el orteguismo, pero aun así llegué a Nicaragua con una idea muy distinta a cuando me fui. Debido a los consejos de evitar asistir al festejo del 38/19, pasé ese día tratando de no ahogarme en La Peñitas y tomando ron en un bar del centro de León. Si era tan malo ir al festejo del 38/19 debía indagar porqué. 

Ronalth Ochaeta Aguilar ·

6 Nov 2019

blog.png

En la vida cotidiana las personas normalizamos situaciones de desigualdad o exclusión. Difícilmente, pensaríamos que existe un vínculo entre corrupción, racismo y discriminación.  Sin embargo, si nos remitimos al entendimiento de las estructuras del poder y cómo éstas organizan las instituciones y la forma en que nos relacionamos en la sociedad, veremos que las redes familiares son un elemento importante en la arquitectura institucional y en el modelaje de las sociedades. Al respecto, la socióloga y politóloga Marta Elena Casaús en sus obras sobre racismos y linajes nos invitó a cuestionarnos sobre cómo las relaciones o redes familiares que construyeron la arquitectura institucional moldearon las sociedades centroamericanas. 

El Museo de la Memoria contra la Impunidad Ama y No Olvida fue inaugurado por la Asociación Madres de Abril (AMA), integrada por las madres de los asesinados a manos del gobierno de Nicaragua, el pasado 30 de septiembre de 2019 en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA) ubicado en la Universidad Centroamericana (UCA). El Museo también posee un sitio virtual que tiene por objetivo principal contribuir a dignificar a las víctimas de la represión estatal y honrar su memoria. 

El caso de Leyting Chavarría: “Yo soy azul y blanco… ¡Viva Nicaragua Libre!”

Desde su independencia, Centroamérica ha estado enmarcada en contextos de autoritarismos, guerras, corrupción e impunidad. La independencia como acto no significó en términos prácticos un cambio de régimen, si no la consolidación de la misma estructura pero con otras tonalidades. En palabras del historiador Víctor Hugo Acuña: “...en 1821 ni hubo derrocamientos de viejas autoridades ni desplazamientos en el interior de los grupos dominantes. En ese sentido, el Antiguo Régimen permaneció en pie”. (Acuña en Tangermann, 1995: 68) 

Atahualpa Quintero Morán  ·

14 Oct 2019

Las ideas de pueblo o nación no estarían aún construidas en el imaginario de la época. El concepto de comunidad política sería heredado por la colonia, por lo que estaría representado por múltiples comunidades heterogéneas, en donde los cabildos serían la única forma de identidad legítima. (Tijerino, 2002). Esto supuso un grave problema de legitimidad para el gobierno central, y para todo proyecto de desarrollo nacional. Por lo que era necesario crear un mito fundacional, del que pudieran extraer la identidad nacional, con la que definirían a la ciudadanía. 

miniatura.jpg

Fátima Villalta  ·

16 Sep 2019

Los miskitus nunca fueron conquistados y su derecho sobre la tierra y el mar continúa vigente. Desde hace 500 años han librado una batalla contra las distintas formas de conquista que por acción y omisión han puesto en peligro su propia sobrevivencia: desde la colonización inglesa, hasta los diferentes proyectos del estado-nación, pasando por Zelaya, la dictadura Somocista, la Revolución Sandinista y la época actual. La relación de los pueblos indígenas con la autoridad - ya sea la de la colonia o la del Estado - nunca ha sido un encuentro amistoso ni pacífico, sino una lucha contra la imposición de los ideales de raza o ante las buenas intenciones del progreso y el desarrollo, que se traducen a veces en el aniquilamiento de una cultura, si no es que es ese el objetivo inicial.

ninasmiskitas.jpg

Hora Cero ·

22 Jul 2019

Perdimos el miedo y la dictadura perdió su máscara. Ellos tienen las armas pero nosotros tenemos la esperanza de que otro futuro es posible. Nosotros y nosotras somos la fuerza del cambio.

Antonio Monte Casablanca  ·

2 May 2019

La muerte ha dominado los principales medios de comunicación en Nicaragua, a partir de la crisis que inició en abril del año pasado. Las organizaciones de derechos humanos han contabilizado el total de las muertes, inclusive contra la negativa del gobierno a suministrar la información. Además, los rostros y nombres de las personas fallecidas —junto a sus historias de vida— son compartidos constantemente en las redes sociales, aunque en el espacio público han sido borrados o arrancados.

blog.jpg

Ernesto Rogelio Valle Moreno  ·

2 Abr 2019

Cuando hablamos sobre políticas de memoria y post-dictadura, solemos de forma muy rápida indicar el dedo hacia los países del cono sur. En gran medida, referencias de buena gestión de estas iniciativas. Ahí existen o han existido comisiones de la verdad ampliamente validadas, informes rigurosísimos sobre los procesos de tortura (Nunca más, por ejemplo), desaparición forzosa, ejecuciones, incluso juicios. Sus museos y lugares de memoria causan asombro y esperanza ante la materialización de proyectos así. Ante la pregunta ¿es esta la mejor referencia? Mi respuesta es sí y no. En este artículo, expondré por qué la dualidad de mi réplica, basándose en el caso puntual de Chile.

blog 4

Hora Cero  ·

26 Mar 2019

La verdad no puede quedarse entre unos pocos ni en los círculos más íntimos. No puede contarse entre murmullos porque no le pertenece a unos cuantos, le pertenece a una sociedad entera. Por eso, cuando hablamos de la verdad, hablamos de un derecho. El derecho que las víctimas tienen de ser reconocidas como tal y el derecho que tienen de saber lo que sucedió.

Hora Cero  ·

16 Mar 2019

Nicaragua es un país pequeño que en su historia reciente ha conocido sobre guerras, dictaduras, revoluciones y transiciones. También ha tenido breves periodos de paz, si se entiende la paz sólo como ausencia de guerra, pero de lo que conoce muy poco, o casi nada, es sobre justicia.

Hora Cero  ·

5 Mar 2019

Con el objetivo de detallar paso a paso en qué consiste la Justicia Transicional y cuáles son sus etapas, desde Hora Cero estamos desarrollando una campaña para explicar la necesidad de aplicar este enfoque, cuyo eje son las víctimas y los derechos humanos.

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Whatsapp
  • Icono social Instagram
  • Youtube
  • Spotify